MÁS BELLEZA

Centro de Estética 

MANICURA

 

          MANICURA SEMI-PERMANENTE  

  Los deseos de muchas mujeres se ven cumplidos gracias a los esmaltes semi-permanentes. Prácticos, eficaces, brillantes... Ya puedes tener unas uñas impecables por más tiempo. Descubre todas las bondades de este sistema de manicura y cae rendida a sus pies.

  Empieza a enumerar, porque te sorprenderán todas sus ventajas. Olvídate del engorro que suponen las uñas postizas y sus cuidados; los esmaltes semi-permanentes te llevarán mucho menos tiempo y dedicación. Tu manicura lucirá brillante y perfectamente esmaltada durante más de dos semanas. No tendrás que estar retocándotela cada dos por tres.

   Tus uñas estarán perfectas aunque tu día a día suponga acciones que puedan dañarlas. Eso sí, este tipo de esmaltes deben de tener un tiempo de reposo, cada dos o tres usos de un esmalte permanente, debes dejar a tus uñas respirar.

   Esmalte permanente, ¿qué es eso?

   Este tipo de tratamientos consiste en la unión de barnices semi-permanentes a la laca de uñas tradicional. Su forma de secado a través de una lámpara de luz LED, hace que éste sea instantáneo y que la uña se endurezca. El aspecto y textura de los esmaltes semi-permanentes son idénticos al de los pintauñas tradicionales, igual de líquidos y brillantes. Y no tienes por qué pintar tus uñas de forma extravagante, este tipo de tratamientos también es aplicable a colores nude o a la clásica manicura francesa.

   ¿Cómo se aplica?

   Igual que con una manicura normal, primero se pule la uña para que el esmalte se adhiera mejor. A continuación, se aplica una base coat transparente y se colocan las uñas bajo la luz LED, para endurecer la uña de cara a la posterior aplicación del esmalte de color. Más tarde, se aplican hasta dos capas de esmalte en gel del color elegido. Con cada capa, se vuelve a colocar la manicura bajo la lámpara para fijar bien el pintauñas. Y por último, una capa de esmalte top coat para fijar el color. De esta forma la manicura queda dura y a prueba de arañazos.

   ¿Cómo quitarlo?

   Si vas a tu centro de belleza, tu esteticista aplicará primero una serie de aceites para proteger tu cutícula. Después, se aplica acetona sobre un algodón y se coloca sobre la uña. Se envuelve en papel plata, y se deja actuar durante 15 minutos. De esta forma al arrastrar el papel plata junto al algodón, quitamos la mayor parte del esmalte. Los restos que queden, se pueden eliminar fácilmente con un palito de naranjo. De esta forma tus uñas no sufren tanto como con otros tratamientos.

   Enumeramos todas sus ventajas

1. Aplicación uniforme.

2. Secado inmediato.

3. Brillo satinado.

4. Duración de dos semanas.

5. Eliminación sencilla.

Sin duda estas ventajas seducen a cualquiera. Prueba los diferentes tipos de manicura y decide con cuál te quedas. 

 

 

Vuelva a visitarnos. ¡Gracias por su interés!